Añadir nuevo comentario

En el punto más alto

En el punto más alto.

zion922_0.jpgYa hace 2 años que Integra-T Experience estuvo en el suroeste de Estados Unidos realizando un research para el viaje Montañas y Desiertos; Territorio Navajo. Cómo pasa el tiempo. De ese viaje comencé a escribir los relatos cortos que hoy integran parte de este blog y que si no habéis tenido la oportunidad de leerlos, aquí y ahora os invito yo. Ya hace dos años pero me quedó clavada la espinita de escribir este relato, de contar mi experiencia en la cima de mi mundo ese día. 

Carretera a Zion NP

Era un día frío de febrero y me adentraba en el primer Parque Nacional que integra el viaje de Territorio Navajo, Zion NP, en la esquina inferior izquierda en el mapa de Utah. Lo dificil ya lo había hecho, estudiarme las rutas para hacer en los siguientes tres días. Todas las rutas marcadas, para poder elegir una que se adecuara a las expectativas de nuestro clientes. Libro de rutas ocupando el asiento del copiloto, salí del Ford alquilado tres días antes en LA y me entró un escalofrío. Sí hacía bastante frío y yo tan feliz iba con unos pantalones de travesía de lo más finos. me atavié con mi cortavientos y encima mi equipada mochila con todos los enseres necesarios (para mí) entre los que se encuentran dos cantimploras de 2 y 1,5 litros respectivamente, frutos secos, dos sándwiches de queso malo, un par de chocolatinas, un forro polar extra, trípode, gorro...y así podría seguir. Algunos me llamarán loco por todo lo que llevaba pero he de decir que era tal la adrenalina de comenzar a subir por esos muros, que nada pesaba. El sol comenzaba a calentar la roca rojiza, así que era el momento de comenzar a caminar. La primera ruta a realizar estaba decidida desde hacía ya varias semanas. Ésta no era otra que la mítica Angels Landing. Una ruta corta de apenas 8 kilómetros y una elevación de casi 500 metros de desnivel. 

El camino va directo a estrellarse contra la pared roja que sube en vertical, pero gira antes a la derecha al tiempo que se va elevando muy poco a poco. Al cabo de unos cientos de metros comienza el primer zig-zag que acaba en una fría larga sombra que hace que pare para volver a colocarme el cortavientos que había guardado en la mochila minutos antes.

zion2222.jpg

Tras recorrer un largo pasillo a la sombra de la fría montaña, llegamos al segundo zig-zag, para acabar en un camino que se dividía en dos. Por un lado, hacia la derecha continuabas hacia el Angel's Landing y hacia el otro por el West Rim Trail. Una parada en el Scout Lookout, donde nos encontramos con un Ranger que embelesa a unos pocos oyentes en sus explicaciones sobre las aves del Parque Nacional y el área de Utah y Arizona, Estado colindante del que nos encontramos. Me quedo a escuchar, el Ranger me pregunta y contesto. Me comenta que hay partes heladas en la roca y que puede ser peligroso.

zion21_0.jpg

El cartel de entrada en la zona de cadenas hace que me pare durante unos segundos a leer todas las indicaciones. El recorrido de las cadenas será de apenas uno-dos kilómetros. El final de Angel's Landing es una ruta que transcurre por unas paredes de rocas que se van estrechando a la vez que se escalonan. Hay unas cadenas para ayudar al senderista alcanzar la cima de Zion. Antes de comenzar a avanzar por la estrechez de esta peculiar montaña, decido descansar en un saliente, al lado de un árbol que ha ido encontrando entre las grietas de la roca espacio para poder sobrevivir. Para poder explicaros este peñón y hacer un poco más fácil mi relato para vosotros me gustaría que pusierais una de vuestras manos en perpendicular al suelo con los dedos estirados y juntos hacia arriba, luego girad vuestra mano (la muñeca) posicionando vuestro dedo meñique frente a vosotros y el índice más alejado. Eso es el Angel's Landing, un estrecho peñón con una gran pendiente y dos cortados posicionados en vertical en el que cualquier descuido...Por ello las cadenas. Unos pasos de a veces no más de 2 metros de un cortado a otro. Básicamente te encuentras flotando a 450 metros de altura y a casi 2000 de altitud.

Ya queda menos y ya las piernas agradecen los eslabones juntos y más cuando te encontrabas rocas pulidas por el hielo y llenas de nieve. La vista te quita la respiración, el frío también, pero el sol te la devuelve. Un paso más ya casi está. El final es una miniplanicie de apenas 20 metros cuadrados en los que solo hay una persona y ahora yo. Vaya!, pienso, solamente me ha costado una hora llegar hasta la cima del mundo, hasta la cima de mi mundo en el día de hoy. Eso pensaba. Más pronto que tarde descubriría otras cimas, otros riesgos asumibles e indicados. Esa adrenalina suscitada por la emoción del lugar, la visión del mundo desde otra perspectiva y la sensación del paso incierto sobre el hielo. Siempre te agarras a la cadena. Ya lo dije una vez. He viajado a esa tierra varias veces y continuaré haciéndolo porque siempre encuentras nuevos Angel's Landings que explorar, Cañones que bajar y recorrer, Música que escuchar y Gastronomía que catar. La pregunta es, ¿Qué Angel's Landing te gustaría descubrir con Integra-T Experience?

zion522.jpg

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.
16 + 0 =
Resuelva este simple problema matemático y escriba la solución; por ejemplo: Para 1+3, escriba 4.