Añadir nuevo comentario

El día en el que me convertí en músico de Nueva Orleans

Sí, hace ya bastante tiempo. De hecho hace más de 11 años de este día, pero aún me acuerdo a la perfección. Me encontraba como pueden suponer en Nueva Orleans. Era la primera vez que cruzaba el charcho y uno de los viajes más absurdos y geniales que he realizado. Éramos tres, los amigos que una noche de agosto después de unas cervezas decidimos que estaría gracioso ir a Nueva Orleans unos 10 días y dos meses después ya estábamos aterrizando en la ciudad a unos 30º y con una humedad cercana al 90%. Estos datos me los estoy inventando, pero lo recuerdo tal que así.

Era una experiencia nueva, estar en la ciudad del Jazz, del cual en aquel momento desconocía mucho mucho, pero que me enamoró. El French Quarter o Barrio Francés es donde se cuece el despropósito de esta ciudad, donde cientos de músicos se agolpan en las esquinas para tocar desde Louis Amstrong a Deep Purple y donde otros cientos se atrincheran en locales-barra-bares para tocar en directo mientras te tomas una cerveza. Y qué cerveza. Ahí, el primer día descubrimos la Abita, la cerveza que hasta la fecha me ha parecido la mejor que he provado. Quizás, bueno probablemente el sabor estuvo distorsionado por la exaltación y alegría del momento. Demasiados estímulos. Entramos en un local en el que sonaba una música bastante pegadiza pero que no llegábamos a identificar. La sorpresa fue que era música local llamada Zydeco. La música zydeco, para los interesados mezcla la música negra con la cajún, es decir, la de antiguos inmigrantes franceses, así que el zydeco es una música criolla.

Bueno la cuestión es que estábamos los tres amigos sentados disfrutando del concierto y de nuestras Abita's, cuando alguien del grupo, esto si que ya no lo recuerdo me dijo que si quería salir a tocar el washboard. -Perdone, ¿el qué? Literalmente se traduciría como tabla de lavar y es ese el instrumento. Me adjudicaron dos cucharillas de café y ale, ahí estaba yo encima del escenario tocando no se qué en francés, pero ¿y lo que me divertí? Eso no me lo quita nadie.

Así que sí, puedo decir que he sido músico en Nueva Orleans, una cosa menos que ya puedo quitar de mi lista. Merci

 

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.
14 + 3 =
Resuelva este simple problema matemático y escriba la solución; por ejemplo: Para 1+3, escriba 4.