Into the Wild

La ruta de la Evasión

Alaska para muchas personas representa pureza, igual que el hielo y las blancas en inmaculadas nieves que la envuelven y Chris McCandless quería experimentar esa pureza, alejado del mundo en que había vivido y del que ya no quería formar parte nunca más.

La historia transcurre entre finales de los ochenta y principios de los noventa. En esta época, el consumismo invadía a la sociedad estadounidense y los brokers de la bolsa eran lo más. Especulación al poder, donde sólo importaba el dinero. Los jóvenes estudiaban en la Universidad y pronto comenzaban una carrera laboral en grandes multinacionales como economistas, abogados…. Los tan conocidamente llamados Yuppies. Eran los ochenta y todo molaba…hasta el tan fatídico Lunes Negro, el 19 Octubre de 1987 cuando las bolsas de todo el mundo se derrumbaron en pocas horas. Parecía otro Jueves Negro como el del ’29, pero esta vez no llegó “tanta” sangre al río. La especulación y el miedo propiciaron la venta masiva de acciones, llegando hasta los 850.000 millones de Dólares en pérdidas, además de la crisis del Petróleo (una de tantas) de 1986, que hizo que muchos bancos Estadounidenses (Texas-Oklahoma) cayeran en desgracia al perder grandes inversores.

Rescates estatales a las grandes financieras, empresas que quebraban…Cosas que suceden cada cierto tiempo y no damos con la solución para paliarlas….o no queremos.

 Chris McCandless. El Loco, El Aventurero.

Chris, un estudiante de antropología e historia, de la Universidad de Atlanta, decide cambiar de vida por completo y alejarse del mundo materialista que le rodea y emprender un viaje a lo desconocido, al mundo primario, donde lo importante es vivir y ser feliz. Chris californiano de origen se traslada con sus padres a la costa Este de EEUU y pasará allí toda su juventud, hasta que entra en la Universidad de Emory donde estudiará una diplomatura. Lo que iba a ser un paso más para que siguiera estudiando (Derecho, según aparece en la película Into the Wild-Hacia Rutas Salvajes, pero no se hace tal referencia en el libro escrito por John Krakauer) se acabó cuando un día sin más desapareció. Donó cerca de 25.000 $ a Oxfam (sus ahorros) y sin nada más que su viejo coche partió hacia el Oeste de su país. Tan sólo tenía 22 años pero tenía las ideas muy claras. Algunos lo llamarán valiente, algunos otros ya lo tacharon de loco, de inconsciente, tonto, pero esa fue su elección y hay que respetarla. Quizás sí fue un poco ingenuo, al adentrarse en Alaska sin tantos conocimientos como él podría creer tener, pero lo hecho, hecho está.

La ruta de la evasión.

Fue en Mayo de 1990 cuando Chris emprendió su viaje evasivo del mundo que él conocía. Se cambió el nombre por el de Alex Supertramp y condujo.  Dallas, Houston, Kingman a orillas del Lake Mead. Abandonó su coche ahí y caminó. Trenes. Autostop para subir por la costa de California hasta el Estado de Washington. Durante el camino fue conociendo a mucha gente, peo en especial le marcarían 2 personas Jan Burres de Niland, California y Wayne Westerberg de Madison, South Dakota, pero con negocios en Carthage, Montana. Con ellos pasó varias temporadas en los 2 años que duró su odisea.

Volvió a bajar hacia el sur, siguiendo el calor tras trabajar una temporada para Wayne conduciendo una cosechadora. Y lo siguiente fue adentrarse en el Río Colorado y el Golfo de California con tan sólo una canoa. Cruzó la frontera sin ningún tipo de documentación y pasó quizás los peores días de su vida, tal como describía en su diario. El viaje era una Aventura pero ese quizás fue un punto de inflexión. Siguió bambando y se reencontró con Jan y Bob. Era el momento de subir por fin a Alaska, pero antes se detuvo de nuevo en Carthage para acumular un poco de dinero para su viaje. Era Mayo y subió. Cruzó Canadá y llegó a su destino Alaska. En el Stampede Trail, en Denali National Park. Allí finalizaría su viaje Evasivo del mundo materialista.

Post publicado por David Peris Navarro 9/11/2013