La sonrisa de Indochina

7 Julio 2014

Las calles de la ciudad de Ho Chi Minh (Saigon) se engalanan para recibir el año nuevo chino con grandes flores metálicas, luces y jardines impolutos. La tranquilidad de los jardines muere al tiempo que el claxon de un vehículo suena, ya sea coche o moto. Al poco tiempo te acostumbras, ya que ese sonido incesante te persigue durante todo tu viaje. Es Invierno, pero estamos a unos 30 grados y una humedad del 90%, que no tarda en descargar toda el agua en apenas 15 minutos. Ya no volvería a llover en dos semanas.

Saigon, un escenario de Guerra 

Good Morning Vietnam. Esta mítica frase de la película que porta su mismo nombre, protagonizada por Robin Williams (DEP) es a día de hoy un lema en camisetas, gorras y guías vietnamitas que visitan el país con grupos de extranjeros. En esta película podíamos ver la “cara amable” de la guerra más allá de las trincheras a ritmo de Soul y Rock’n Roll, pero también descubríamos un fondo del desastre de la guerra y de cómo la ven unos y los otros. Y esto podemos sentirlo si visitamos el museo de la guerra de Saigon. Aunque dicen que intenta ser un museo anti-belicista, igual algunos lo ven como el paraíso. Repleto de fotos escalofriantes, mensajes de apoyo de toda gente que salió a la calle entre los años 60 y 70. A la entrada del museo se muestra el artículo primero de la Declaración de Independencia de los EEUU, lo cual es significativo ya que en muchos casos ésto no puede ser aplicado a otros Estados. La cita es “We hold these truths to be self-evident, that all men are created equal, that they are endowed by their Creator with certain unalienable Rights, that among these are Life, Liberty and the pursuit of Happiness” (Sostenemos que estas verdades son evidentes: Todos los hombres son creados iguales, dotados por su creador de ciertos derechos inalienables, que entre éstos están la vida, la Libertad y la búsqueda de la felicidad).

Al norte de la ciudad se pueden visitar parte de los túneles que construyó el pueblo vietnamita para  luchar contra, primero el ejército francés y luego el americano. Y es que sin duda, el pueblo vietnamita si algo ha demostrado es que no le ha faltado coraje. Invadido por Mongoles, Chinos, Franceses, Americanos y aún así hoy en día intentan demostrar que no olvidan, pero el rencor se disipó hace ya años. Los túneles de Cu chi, son una maravilla arquitectónica. Cientos de kilómetros de diminutos pasadizos dónde vivía el Viet Mihn primero y luego el Viet Cong. Tan sólo caminé de cuclillas 100 metros de uno de los túneles habilitados para turistas y durante los posteriores 2 días no podía bajar escaleras de las agujetas que tenía. Admirable era moverse por ahí. Perdimos de vista hasta a nuestro guía de lo rápido que iba…

Y es que la guerra de Vietnam está tanto en la mente de los vietnamitas, que da la impresión a veces, que su historia comienza a partir de la invasión norteamericana. Por las calles observas lo que tan horrorizado contemplabas en fotos mostradas en el el Museo de la Guerra. Personas con deformaciones causadas por las armas químicas. Y hoy día, 37 años después del fin de la Guerra, aún sigues viendo personas con deformaciones en la cara, en extremidades, niños sin brazos, heridos de guerra moviéndose en precarias sillas de ruedas…Pero ellos siguen sonriendo al futuro.

Vietnam, Estado Socialista, Economía Capitalista

Desde el final de la guerra, en el 75, cuando ganó el ejército norvietnamita, conocido como Viet-Cong, en el sur, todo el país pasó a ser uno sólo convirtiéndose en otro de tantos países comunistas, en mitad de la Guerra Fría. La URSS era su único aliado poderoso, y tras la caída de ésta, Vietnam se vio obligada a recorrer otros caminos para la supervivencia del país. Como ya hizo Cuba o China, Vietnam, abrió su economía, pasando de una economía planificada a la economía de mercado.Tanto Cuba, como Vietnam abrieron sus fronteras al turismo, pero además Vietnam ha cambiado varias cosas del modelo socialista.

El modelo cubano es el ABC de la economía socialista. Se trata de una economía planificada en el que el estado es quién decide qué se produce, cuánto y cuándo. El suelo a pesar que pertenece al Estado, es el campesino quién lo trabaja, pero el poder de decisión es mínimo. El precio lo pone el Estado, la producción también, etc. El único guiño que quizás ha hecho Cuba al exterior, es en el tema del turismo. Desde hace ya varias décadas, es un destino bastante popular del Caribe en el que muchas empresas extranjeras han invertido y se han trasladado (la mayoría españolas). Esto le ha permitido al país seguir con sus políticas, sin tener que recurrir abrir sus fronteras por completo a multinacionales, como ha pasado en los casos asiáticos.

El caso de Vietnam es muy diferente pero por diversos motivos. El principal motivo es el Bloqueo que sufre Cuba por parte de EEUU desde el conflicto de los misiles. Vietnam se abrió al mercado capitalista, y aunque aún conserva su espíritu socialista, todo se desvanece fuera de los despachos ya que el crecimiento económico y la economía de libre mercado despegó hace ya varios años. Ahora puedes ir por la calle de Hanoi u otra ciudad vietnamita y ver tiendas de grandes diseñadores, empresas americanas de comida rápida abarrotadas o paneles luminosos a lo Picadilly o Times Square, incitando al consumismo…El ejemplo más claro sería sin duda Nha Trang. Este antiguo pueblo pesquero es a día de hoy el destino de playa preferido para vietnamitas y extranjeros por igual. Se están construyendo Resorts, campos de golf, hoteles…. ¿No les recuerda a algo? Incluso Rusia posee una isla propia en aguas vietnamitas, Vinpearl. La economía se dispara y ya empieza a asomar otro Gigante asiático…..

La agricultura es el sector que más aporta al PIB nacional, y es que hay tener en cuenta que Vietnam se encuentra entre el segundo y tercer puesto mundial en exportación de arroz, muy reñidos puestos con India y Tailandia y es el segundo país más importante en exportaciones de Café. Por eso el sector primario representa el 50% del PIB, seguido por la industria con un 25%. Y la cuestión es saber qué diferencia existe entre el sistema cubano y el vietnamita, si ambos son países socialistas. En primer lugar como hemos dicho en Cuba existe una economía planificada, en Vietnam es libre y eso es posible ya que varias décadas atrás el gobierno vendió las tierras cultivables, pertenecientes al Estado a quién las trabajaba y es por ello que los terratenientes/trabajadores deciden sobre sus tierras, qué cultivar, cuánto y cómo.

Las personas, lo que verdaderamente te cambia un viaje

Cuando viajamos esperamos experimentar sensaciones nuevas, compartir experiencias y conocer más acerca de lo que se visita y de sus gentes. Al menos es lo que busco yo personalmente. El viaje en sí podrías hacerlo sólo tú, en un recóndito lugar, dónde no ver ni un alma, pero ¿no es cierto que a eso se le llama retiro, o incluso empleando la palabra viaje, viaje a uno mismo? Pues bien para mí es fundamental el conocer a lugareños y conocer sus historias.

Justo un día antes que finalizara nuestro viaje por Vietnam, volvíamos de la Bahía de Halong y paramos en casa de nuestro guía, Giang, para conocer a sus padres. Aquellos que le habían criado y educado. La hospitalidad reinaba al igual que la curiosidad. Éramos extranjeros compartiendo licor de arroz con ellos. La madre, a sus 70 años, nos hizo una demostración de Tai Chi con abanicos. El padre, huérfano de padre por la guerra contra los franceses, daba la impresión que tenía 25 años por su vitalidad nos preguntó como 3 veces de dónde éramos, al tiempo que nos explicaba en vietnamita que él era de Vietnam…

En la ciudad de Hoi An, conocimos a una niña que, luego comprobamos, se ponía todas las tardes al lado del Puente Japonés a vender farolillos para el río. Tan sólo tenía 10 años y casi hablaba mejor inglés que algunos universitarios españoles (va con segundas hacia educación). Volvimos al día siguiente y estaba de nuevo y así suponemos que la mayor parte del año. Nosotros para esta niña no significaremos nada en absoluto, simplemente somos unos tipos con unos cuantos dólares en los bolsillos. A nosotros, sin embargo nos hizo comprender la situación de mucha gente en su país y pensar que si la gente de allí en esa situación tenían motivos por los que sonreír  ¿qué le sucedía a nuestra sociedad?

Mutilados de la guerra, huérfanos en monasterios budistas, pescadores, trabajadoras, agricultores….Todos tenían una historia que compartir y aunque la inmensa mayoría te vea como un billete con piernas, con otros creas un vínculo, con tus experiencias, las suyas, opiniones, etc.

Emperadores y Súbditos

Cuenta la leyenda que el primer rey vietnamita nació del enlace entre el Dragón y la Diosa Au Co. Aquí es donde empieza la historia de Vietnam, con la mirada puesta en más de 4000 años de historia…Han sido muchas las dinastías que han gobernado Vietnam, sin contar todas las invasiones sufridas por disnastías extranjeras como la China, en varias ocasiones y las ya conocidas francesa y americana….más de 20.

Y como todo, los Emperadores, tenías sus manías. El Emperador Tu Duc de la última dinastía Nguyen, mandó construir una tumba para él, antes de su muerte, pero como era tradición, el cuerpo, nunca se enterraba en la tumba. De esta manera los “enemigos” no podrían profanar la tumba. Cuando ya fue acabada y el cuerpo enterrado en ese lugar misterioso, se celebró un gran banquete para todos los obreros que ayudaron a construir el emplazamiento. Esa noche disfrutaron, pero fue su última noche…de esa forma se llevaban el secreto a la tumba…Y es que la lealtad se miraba tanto en aquel entonces en el país que incluso la gente cambió su apellido por el de Nguyen, para no disgustar a su Emperador y de paso mantenerse con vida, ya que se decretó que quién no adquiriese el nombre de Nguyen se le declararía enemigo del Emperador, lo que suponía, la Muerte. Así que hoy en día casi el 95% de la población se llama igual…

Vietnam un país increíble, con gentes hospitalaria, gastronomía excelente e historia impactante, paisajes de cuento y tradiciones alucinantes. Quizás más adelante comente con un mayor detalle alguna de las anécdotas, todas buenas, sucedidas en este lugar, pero quería daros una aproximación, aunque corta, de lo que os podríais encontrar si os fueseis mañana mismo, eso sí, no olvides tu sonrisa, te hará falta….Seguiremos